Recta final

Estar cansado, irritable, dormir mal o tener dolor de cabeza, suelen ser síntomas de que estamos algo estresados, Es cierto que la presión psicológica en esta recta final de curso  es muy alta pero en ningún momento tenemos que angustiarnos o deprimirnos. Hay que ser valiente, organizarse e intentar conseguir superar el curso en junio: lista de tareas pendientes, aparcar los móviles en la entrada, comer-estudiar-dormir-estudiar, dejar en pausa hasta julio a novi@s, redes sociales.
chats… y olvidarnos hasta las merecidas vacaciones de lo gratificante que es charlar en directo con los amigos comiéndonos una hamburguesa doble con patatas y nugets.
Si hemos sido cigarras durante el curso, habrá que añadir al plan de emergencia, algunos madrugones y rezarle una novena al Patrón de los Imposibles. Y sobre todo, nunca perder la calma,  autoestima o la confianza en uno mismo. Seguro que nos han suspendido “porque te tenían manía” o por haber descansado sin descanso durante el curso, pero siempre nos quedará septiembre para demostrar lo que valemos cuando asumimos con coraje, decisión y responsabilidad la tarea de “aprender, respetar y querer cada día un poquito más” -empezando por querernos a nosotros mismos Ánimo, sin prisa, sin pausa y con corazón :))
Relájate en un minuto
Ejercicios de relajación simple (en valenciano)
Ejercicios de relajación completa (en valenciano)

Imagen: Google
Ejercicios: Sophia Blasco

Anuncios