48 ángeles

Anuncios

Un comentario en “48 ángeles

  1. Lo más sencillo sería suponer que las parejas infelices discutían con mayor frecuencia que las demás porque, simplemente, tenían más puntos de desacuerdo.

    Sería difícil llegar a una conclusión más lógica.

    No obstante, en mi calidad de científico sé que las conclusiones
    «obvias» no siempre son las más correctas. De vuelta en
    mi laboratorio, la doctora Tara Mady Hasta. una especialista en informática teórica, lograría
    ayudarme a encontrar la respuesta. Para establecer la anatomía de las
    interacciones que se dan entre los miembros
    de una pareja infeliz, la doctora Mady Hasta decidió emplear un instrumento conocido con
    el nombre de «modelos ocultos de Márkov».

    Ese principio es la confianza. ¡Me temo que ya vuelvo a proclamar
    a los cuatro vientos una conclusión evidente por sí misma!
    Las parejas felices me dicen constantemente que la confian/a que sienten el uno en el otro es lo que
    les hace sentir que su relación es sólida y que es también lo que
    confiere profundidad a su amor, permitiendo que florezca la amistad y la intimidad sexual.
    Las parejas desdichadas se quejan de que su relación carece de ese factor
    de cohesión. Sin embargo, todas las parejas tienden a pensar que la confianza es una cualidad intangible tan
    imposible de determinar con precisión como de medir en términos concretos.
    Lo cierto es que hoy ya puede procederse a calcular de manera matemática los niveles de confianza y de traición que gravitan sobre una pareja, y convertirlos.
    así. en objeto de un estudio científico.

    Todos los dias topamos en los medios sensacionalistas con una avalancha de crónicas de
    engaños en plan «¡te hemos pillado! » en las que vemos desenmascarar a un buen número de famosos y
    politicos adictos al sexo que no reparan en faltar a sus votos matrimoniales.
    Estas historietas morales de desconfianza y deslealtad
    vienen a resaltar lo habitual y de\ astadora que puede
    llegar a ser la infidelidad. No obstante, y a pesar de su obvia nocividad, tengo buenas razones
    para decir que la traición es letal para las relaciones y que acostumbra a actuar «en
    secreto». La dcslcaltad no siempre se expresa por medio de una aventura amorosa.
    Lo más frecuente es que adopte una forma que las parejas no consideran una infidelidad, En mi laboratorio, los integrantes de las parejas
    insisten en subrayar que. a pesar de sus problemas, se lian mantenido fieles el
    uno al otro.

    Saturados por los correos electrónicos, los teléfonos móviles y los complicados malabarismos de nuestras responsabilidades,
    vivimos constantemente al borde de una respuesta catastrófica dictada por el estrés.
    Cada uno de nosotros tiene una cierta «capacidad de carga»,
    una determinada resistencia al estrés, y la verdad es que tendemos a echarnos
    demasiadas cosas sobre ios hombros, hasta el punto de acabar rozando la
    sobrecarga. En Internet abundan muy notablemente los anuncios que pregonan poseer la «cura del estrés», y lo mismo puede decirse de
    los quioscos de periódicos y de las librerías.
    Sin embargo, creo que la confianza es lo que mejor contrarresta el estrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s