2 comentarios en “COMUNICACIÓN CORTÉS

  1. La misma ilustración, es cierto.Me ha sorprendido encontrar este post, hacía muchos años que biberones, pañales y pataletas me habían apartado por completo de estos encuentros casuales con la Cortesía Verbal.Un artículo muy interesante e instructivo. Y sí, tienes tanta razón, cada vez hay más trolls invadiendo el espacio discursivo y llenándolo de una incapacidad expresiva que duele a los oídos.Henk Havertake en "La Cortesía Verbal" decía, y esto lo recuerdo con cariño, que la disculpa autónoma, es decir ofrecida voluntariamente, refuerza la imagen positiva de nuestro interlocutor. "Pérdoname", "disculpa" "lo siento"…cada vez ocupan un lugar más pequeño. Cuesta tan poco y ayuda tanto. Esto último lo traslado al aula donde el agradecimiento y la disculpa no debería ser siempre unilateral.Un saludo grande.Eva Jorge.

  2. Bienvenida, Eva Jorge, como comentarista y gracias. Parece que estás en forma incluso habiendo dedicado tanto tiempo al trabajo de campo: crianza.La cortesía "refuerza" y liberaliza la respuesta del receptor, además de racionalizar las máximas conversacionales como refuerzo ilocutivo de lo que decimos. Aunque también es cierto que las fórmulas de cortesía deberían universalizarse porque en la cultura japonesa por ejemplo -tan respetuosa con los demás- no se considera necesario perdir por favor o dar las gracias a alguien que realiza la prestación de un servicio profesional.Saludos cordiales, Mila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s